Etiquetas

, , , ,

Tenemos el privilegio de contar con la colaboración del periodista español y profesor de periodismo, VALENTIN POPESCU, columnista de primera magnitud y corresponsal, durante un cuarto de siglo, de LA VANGUARDIA  de Barcelona, en Bonn, R.F. de Alemania.

El poder político no se compara con el poder religioso, éste es más estable y dura más.Y parece que la envidia de lo político es como una terapia : le quita radicalismo al islamismo.

GÜLLEN CONTRA ERDOGAN

Fethullah Güllen si Recep Tayyip ErdoganRecep Tayyip Erdogan și Fethullah Güllen

 El mayor enemigo y el más odiado por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, es el líder religioso turco Fethullah Güllen, actualmente asilado en los EE.UU.

En los comienzos de la carrera política del presidente, este y Güllen fueron grande aliados porque ambos querían devolverle al islamismo la primacía en la sociedad turca y Erdogan estaba aún tan lejos del monopolio del poder político que no temía que se lo quitase nadie. Pero a medida que Erdogan se acerca a la posesión de un poder totalitario, Güllen y su organización religiosa se agigantaba como un rival no sólo potencial sino que – a la larga – incluso inevitable. Porque en política el poder es circunstancial y tan inestable como la conjunción de intereses que lo sostienen y, en cambio, la fe aporta una estabilidad igualmente poderosa y mucho más longeva.

 Güllen si ErdoganRecep Tayyip Erdogan și Fethullah Güllen

Además, en el caso concreto de Güllen, a Erdogan le tenían que inquietar las dimensiones y el poder potencial que alberga el movimiento “Hizmet” dirigido por el dirigente religioso.

 “Hizmet” – que significa “servicio” – es una amplia estructura internacional centrada en la educación y el proselitismo islamista que dispone de más de un millar de escuelas y universidades en 160 naciones y una red de editoriales. En la misma Turquía, el movimiento cuenta con una de las universidades más apreciadas del país, la Atatürk Alatoo, amén de centenares de empresas de todo tipo – incluso bancos y fábricas de muebles – lo que explicaría (el Gobierno turco no lo hace) la detención masiva de empresarios güllistas tras el fallido golpe de Estado.

 Fethullah Güllen 1

 Fethullah Güllen 2Fethullah Güllen

El empeño puesto por Güllen en la alta calidad de la docencia de “Hizmet” ha determinado que en numerosas naciones en vías de desarrollo, donde la enseñanza es cara y deficiente, los títulos otorgados por sus escuelas y universidades sean de los más apreciados.

Así y todo, la ofensiva lanzada por Erdogan contra “Hizmet” a raíz del fallido golpe de Estado del pasado mes de julio ha determinado que unos cuantos países hayan cedido a la presión política de Ankara y cerrado o traspasado la titularidad de estos centros; entre ellos hay que citar al Pakistán, Georgia, Azerbaidján y, hasta cierto punto, también Kirguizia.  Al Gobierno de Islamabad le resultó más fácil que a nadie atender las peticiones de Erdogan porque Arabia Saudí veía con muy malos ojos la competencia educativo-doctrinal que le hacía “Hizmet” y Arabia Saudí es uno de los patrocinadores más generosos del Pakistán.

El hecho de que a Güllen, un predicador de línea ortodoxa sufí, haya recibido asilo político en los Estados Unidos y que Washington hubiera desatendido la petición hecha por Erdogan tras el fallido golpe de Estado, de que se le anulase tal asilo ha alejado aún más a Güllen y sus seguidores del islamismo radical.

 Fethullah Güllen si Recep Tayyip Erdogan.jpg 2Recep Tayyip Erdogan și Fethullah Güllen

 

Valentí Popescu

Autorizamos la reproducción total o parcial de este artículo a condición de que se mencionen la fuente y el autor: http://www.ghemulariadnei.worldpress.com     y  Valentí Popescu

VALENTIN POPESCU

Anuncios