El 9 de Mayo …

El 9 de Mayo es para Rumanía el Día de Europa. Significación única. El otro significado,  no le sirve…

Soldati romani in Muntii Tatra din Cehoslovacia

1945: Militares rumanos en los Montes Tatras, Checoslovaquia (la Eslovaquia de hoy)

El 9 de mayo, se cumplen 70 años desde la capitulación de la Alemania nazi.

Para Rumanía, cuyos militares seguían llevando duros combates en los Montes Tatras, la guerra continuó varios meses más.

Pero, muy pronto, otra guerra, esta vez invisible, habría de llevar Rumanía, durante decenios, contra la dominación soviética.

Acerca de esta guerra las cancillerías de las capitales europeas y de ultramar recibían bastantes informes, pero nunca ha sido reconocida oficialmente como tal.

Además, el Rey Miguel de Rumanía nunca ha sido invitado, hasta la fecha, a participar en las celebraciones que Occidente ha venido organizando con motivo del 9 de Mayo, aunque tuviera un papel determinante en la evolución de la Segunda Guerra Mundial y la aproximación de la victoria sobre la Alemania hitleriana. Conviene señalar, también, que es el único jefe de Estado, de aquel entonces, que todavía sigue en vida.

LA GUERRA DE RUMANÍA CONTRA LA GUERRA FRÍA

HARTA ROMANIEI

¿CUÁNDO TERMINÓ LA GUERRA?

En Europa, la Segunda Guerra Mundial terminó, oficialmente, el 9/10 de Mayo de 1945. (En Asia-Pacífico, la guerra terminó al capitular el Japón tras los bombardeos atómicos de los días 6 y 9 de agosto de 1945).

Para Rumanía, la guerra se prolongaba.

LA GUERRA HA TERMINADO,…PERO,…REGRESAR A CASA…¡ NI SE OS OCURRA!

Las tropas rumanas tuvieron que luchar, en los Montes Tatras, la Eslovaquia de hoy, mucho tiempo después de aquel 9 de mayo de 1945, contra unidades alemanas que se negaban a admitir y obedecer la capitulación, fortificadas en cumbres y puntos-claves de aquellos montes.

Los soviéticos no hacían nada, no prestaban ninguna ayuda a los militares rumanos. Mantenían cercada toda la zona montañosa y, por añadidura, les increpaban:

”¡Vamos, rápido, qué no saldréis de aquí antes de liquidar hasta el último punto de resistencia de los alemanes !”

”¡Daos prisa, qué no queremos pasar otro invierno, aquí, por vuestra culpa!”

¿ALIADO?…..¡ NUNCA MÁS !

A lo largo de la historia, las veces que los rumanos luchamos al lado de los rusos o los soviéticos, siempre resultaron ser experiencias sumamente amargas y perjudiciales.

Al final de la Guerra de Independencia (1877-78), las tropas rusas, en su retirada del Sur del Dabubio, hicieron todo lo posible para eternizarse en suelo rumano: pura y simplemente se negaron a salir de Rumanía. Y para colmo, el zar de Rusia se hizo con tres distritos del Sur de la rumana provincia oriental de Basarabia, aunque anteriormente, había dado su palabra de que respetaría la integridad territorial de nuestro país.

En la Primera Guerra Mundial, las tropas rusas aliadas abandonaron el frente creando grandes brechas para el enemigo–”¿ustedes, de verdad, creían que íbamos a luchar por los rumanos?”-,y ”como postre”, El Tesoro de Rumanía (unas cien toneladas de oro en lingotes, así como otros valores), ”refugiado” en Moscú,”se extravió”. Hasta el día de hoy, no han conseguido encontrarlo. (¡Todavía!).

(Mencionemos, entre paréntesis, que también España tiene oro ”extraviado” en Moscú , igualmente ”refugiado” en la capital rusa a raíz de la Guerra Civil española de 1936-39.

¡ Existe ”ORO EN MOSCÚ” que, sin embargo, no es de Moscú!).

Durante la Segunda Guerra Mundial, a los soviéticos les agradó mucho cuán fácilmente pudieron avanzar por el territorio rumano, después del 23 de agosto de 1944.

Cabe mencionar un detalle sobre el cual se ha venido guardando silencio durante casi medio siglo: el 23 de agosto, el Rey Miguel de Rumanía anunció la salida de nuestro país de la guerra antisoviética; a las tropas alemanas se les ofreció un plazo de dos semanas para que abandonaran el territorio rumano. Pero, no fue así. Al día siguiente, esto es el 24 de agosto, la aviación alemana bombardeó Bucarest, la Capital, puesto que, si los alemanes se retiraban, perdían el petróleo rumano del Valle del Prahova (única fuente de abastecimiento con crudo de que disponía la industria y la maquinaria de guerra alemanas), y con ello, perdían también la guerra. Estallaron combates, a raíz de los cuales, aunque superiores en dotación, las tropas alemanas no consiguieron formar un frente estable.

Al llegar el Ejército soviético, a Rumanía se le hizo la propuesta de seguir combatiendo contra Alemania, a cambio de no ser considerada país vencido, sino cobeligerante. Es decir, ni vencido, ni victorioso – a mitad de camino. El ofrecimiento lo hizo la propia Unión Soviética.

Al igual que en el caso del zar ruso, la dirección comunista de la URSS, no respeto el acuerdo.

Rumanía hizo enormes esfuerzos de guerra contra la Alemania nazi; con medio millón de combatientes, más exactamente 540.000 militares, ocupó el cuarto lugar entre las naciones aliadas, por detrás de la URSS, EEUU y el Reino Unido.

Desde Oarba de Mures (localidad rumana, situada en el centro del país), hasta los Montes Tatras, el Ejército Rumano luchó, no al lado, sino siempre por delante del Ejército Rojo, liberando la Transilvania del Norte (cedida a Hungría por el Dictado de Viena), Hungría, Austria y Checoslovaquia. Fue un simple anexo de sacrificio de las tropas soviéticas. De hecho, la intención fue diezmarlo intensa y sistemáticamente.

Para que no llegaran a Berlín como vencedores, el mando soviético les asignó la misión de detenerse para combatir en los Montes Tatras, donde había fortificaciones alemanas bien abastecidas con municiones y vituallas, capaces de resistir durante muchos meses, fortificaciones sumamente díficiles de conquistar.

En cambio, los soviéticos continuaron su avance por la vega del Danubio hacia una Alemania paralizada por la escasez de petróleo.

¡ ELLOS SEGUÍAN CAPTURANDO MILITARES RUMANOS !

Los militares soviéticos, conscientes de que los rumanos los consideraban aliados, siempre que podían, seguían haciendo prisioneros, con mucha alevosía, sobre todo en territorio rumano.

Probablemente, las recompensas eran sustanciales, por cuanto iban a ser consideradas pruebas en apoyo a la idea de que ”ellos habían liberado” el territorio rumano.

(He aquí un caso que tuvo lugar en el otoño del año 1944, en Bucarest, – relatado al autor de este artículo por el coronel Valerian Vasiliu, en 1972 – : en el cuartel en que era comandante este coronel, se presentaron dos oficiales soviéticos y, con mucha amabilidad y cortesía, le invitaron – hablaban alemán- a hacer una visita a una unidad soviética para conocer al comandante de la misma.

Gran suerte tuvo el coronel Vasiliu con un soldado-ordenanza suyo, oriundo de la comarca de Basarabia, que hablaba ruso.

 -”¡Le suplico, no se vaya con ellos, mi coronel!

– Y, ¿por qué no, Grigore?

–¡Mi coronel, quieren hacerle prisionero,…es lo que oí yo cuando hablaban entre ellos, en ruso!

–¿ Estas para bromas?

– ¡No me permitiría yo semejante cosa, mi coronel!

– Pues, mira que voy con ellos. Pero, escoltado de dos camiones con soldados.

Se formó una pequeña columna. Al frente iba el pequeño coche militar de los soviéticos, seguido del automobil en que se encontraban el coronel Valerian Vasiliu y su ayudante, y por los dos camiones llenos de soldados armados con metralletas rumanas, ORITA, más varias ametralladoras listas para disparar.

El resultado fue que, en un determinado momento, el vehículo soviético aceleró, entró por una pequeña calle lateral y desapareció : los oficiales rusos ” se huyeron”.

– ¡Tuviste razón, Grigore !”

El coronel Valerian Vasiliu, poco después, iba a ser declarado Criminal de Guerra e internado en un campo de concentración, dado que, en la primera fase de la guerra, había luchado contra la Unión Soviética.(Los oficiales superiores del Ejército Real rumano, por órden de Moscú, pasaron por las cárceles comunistas, como método vejatorio).

Posteriormente, fue rehabilitado. En 1967, fue solicitado, entre otros expertos, para rehacer las unidades especiales de Cazadores Montañeros.)

HUMILLACIÓN E INJUSTICIAS…

Una vez cumplida la misión en los montes de Eslovaquia, camino de regreso a la patria, poco antes de cruzar la frontera, las tropas rumanas fueron desarmadas, esto es, humilladas, por los soviéticos.

Además, desmantelaron las unidades de Cazadores Montañeros.

Y claro que, muy pronto, los soviéticos iban a exigir Indemnizaciones de Guerra, dado que Rumanía era un país vencido.

¡El pago se debía efectuar, no en oro, (oro rumano había en abundancia, en Moscú) sino en especies !

¿Qué se ocultaba detrás de este subterfugio ?

En realidad, significaba ”echar en saco roto”. Rumanía, a medida que pagaba, más endeudada quedaba. Los precios los establecían ellos, a un nivel, dolorosamente bajo, no pequeño, sino minúsculo ! Las empresas productivas fueron declaradas SOV-ROM–es, (de Soviet y Romania). Al frente de las mismas se encontraban asesores soviéticos, con el claro fin de asegurar un ”drenaje” constante, a veces incontrolado, de los productos rumanos hacia la Unión Sovética.

A mediados de los años 50, cuando el salario de un trabajador rumano era de 400 de lei (moneda rumana), el gramo de oro costaba 50 lei, ¡ los soviéticos ”adquirían” el  kilogramo de oro en las explotaciones mineras de Rumanía, por 30 lei !

Dichos asesores soviéticos habían sido muy bien instruídos, todos aplicaban un método único : había jornadas en que lotes enteros de productos emprendían camino de la Unión Soviética sin registrar, sin apuntar. En las condiciones en que ostensiblemente no se dignaban ni siquiera echar una simple mirada a los productos, justificaban su conducta espetando la siguiente frase: ¡ Cualitativamente, no corresponden!

***

TÉRMINOS DE COMPARACIÓN

Al almirante húngaro Miklos Horthy le absolvieron, no fue juzgado por el Tribunal de Nürenberg, por los crímenes cometidos contra judíos y campesinos rumanos en la Transilvania desgajada del tronco patrio mediante el Dictado de Viena, dado que, siendo todavía aliado de Hitler, había establecido contactos secretos con los soviéticos .

A ningún otro país de Europa Central se le impusieron las condiciones que los soviéticos aplicaron a Rumanía.

Alemania Oriental no pagó indemnizaciones de guerra, al considerar la Unión Soviética que sólo la República Federal de Alemania llevaba toda la culpa.

A Italia se le reconioció el estatuto de país cobeligerante, pese a que no aportó, ni de lejos, la contibución que tuvo Rumanía a la derrota de Hitler.

***

 ”LA GUERRA AMIGA”

La tremenda „Guerra amiga”, se dejó sentir, bajo la ocupación soviética, a la vez con ”la deportación de los étnicos alemanes, en enero de 1945 – los varones entre los 16 y los 55 años , y las mujeres entre los 18 y los 45 años de edad – para efectuar trabajos forzados en la URSS, por la única culpa de ser de etnia alemana. En realidad fueron unos prisioneros de guerra más. Muchos de ellos perecieron a causa del hambre y las enfermedades.

A SEMEJANTE TRATO, HAY QUE CORRESPONDER DEBIDAMENTE …

Acerca de los rumanos se ha dicho que no tuvimos una oposición organizada, tal como se dió el caso de los húngaros, los checoslovacos o los polacos.

¡ La verdad es que la tuvimos, pero fue un secreto muy bien guardado!

Ahora, se sabe que hubo formas organizadas de resistencia antisoviética y anticomunista armada, hubo ”guerra de guerrillas” en todas las comarcas del país, en que participaron todas la clases y categorías sociales : obreros, campesinos, sacerdotes, intelectuales, militares de carrera. Un ejemplo lo constituyó la organización anticomunista denominada LAS ZAMARRAS NEGRAS que actuó en en centro del país. Hubo casos espectaculares en que combatienes de la guerrilla anticomunista se abastecieron de armas y municiones, disfrazados de militares del ejército comunista regular, en los propios depósitos del mismo.

La guerrilla anticomunista se mantuvo activa hasta mediados de los años 60.

Pero, lo que, sí, tuvo Rumanía, mientras que a los demás países comunista no-soviéticos les faltó fue una tenaz y prolongada oposición estatal a la dominación soviética, reacción lógica y natural a la constante e insidiosa ”Guerra Amiga” a la cual se vió sometida.

Lucrețiu Pătrașcanu pagó con su vida por haberse arriesgado a proclamar públicamente su credo : ”Soy rumano, antes de ser comunista!”

Gheorghe Gheorghiu-Dej fue más eficaz, consiguió algo extraordinario : sacar a las tropas soviéticas fuera del territorio rumano.

”Por haberse portado bien” – en 1956, en Rumanía no se registraron rebeliones de solidaridad con la sublevación anticomunista de Budapest (Hungría), – la Unión Soviética devolvió a nuestro país LA CLUECA CON POLLOS DE ORO (CLOȘCA CU PUII DE AUR, Tezaurul de la Pietroasa). Es decir, una infima parte del Tesoro de Rumanía ”extraviado” en Moscú, prueba perentoria de que no está extraviado del todo.

En este ambiente, el dirigente comunista rumano, Gheorghhe Gheorghiu Dej, le invitó al ucraniano, Nikita Jrushchov, jefe del Partido Comunista y el Estado Soviéticos de aquel entonces, a una partida de caza.

Había, en un bosque rumano, un magnífico ejemplar de oso carpatino (de los Montes Cárpatos), engordado como para ser presentado en exposiciones de belleza, que acudía, regularmente, a un punto fijo, donde encontraba su alimento preferido, esto es grandes raciones de carne, allí colgadas especialmente para él, por los guardabosques.

”¡ LO INIMAGINABLE QUE SE PUEDE CONSEGUIR CON UN PELLEJO DE OSO !”

Jrushchov se sintió tan feliz cuando abatió al oso, ejemplar que no encontraría en los inmensos bosques de Siberia, que, tras el festín organizado para la ocasión, firmó un documento oficial para la retirada de todas las tropas soviéticas estacionadas en Rumanía.

”Nosotros no nos encontramos en la primera línea, no tenemos frontera común con ningún país capitalista que nos pueda invadir; el comunismo ha triunfado plena y definitivamente en Rumanía, de modo que, el papel de las tropas soviéticas resulta ser inútil aquí“ – fue la frase que convenció a Jrushchov. (No se percató sino muy tarde de la gravedad de su gesto !)

A partir del año 1958, ya no hubo tropas soviéticas estacionadas en territorio de Rumania. En la ”Guerra Amiga” contra Rumanía, la URSS sufría una primera derrota imporante.

¡ TODOS LOS ACIMUTES !

La crisis de los cohetes de Cuba – la URSS instalaba, sigilosamente, misiles nucleare en Cuba – de los meses de octubre-noviembre de 1962-, cuando la humanidad estuvo al borde de una Guerra Nuclear, determinó a Rumanía a elaborarse una estategia de lucha contra la Guerra Fría, concomitantemente se elaboró también una doctrina militar secreta : ”todos los azimutes”, es decir, ¡ no podemos confiar ni siquiera en el Mar Negro que baña nuestro litoral !

La Guerra Fría únicamente ha servido, y, tal vez, siga sirviendo, a Moscú.

La primera iniciativa contra la Guerra Fría fue un mensaje ultrasecreto transmitido al presidente norteamericano, John Fitzgerald Kennedy, en el cual, el dirigente rumano Gheoghe Gheorghiu-Dej le informaba que Rumanía desconoció y no aprobó la instalación de misiles soviéticos en Cuba; en el territorio de Rumanía no se encontraban armas nucleares ; nuestro país nunca se sumaría a una guerra soviética contra EEUU.

Acerca de la existencia de dicho mensaje sólo supieron el presidente Kennedy y el secretario de Estado, Dean Rusk.

A partir del año 1961, los cuadros directivos de las fuerzas armadas y los servicios de inteligencia de Rumanía dejaron de capacitarse en la URSS, tal como fue el caso de todos los demás países comunistas de Europa, inclusive Yugoslavia, hasta después del hundimiento del comunismo.

OBJETIVOS : TODOS LOS CONFLICTOS Y  FOCOS DE GUERRA

La Guerra de Rumanía contra la Guerra Fría se centró en una multitud de objetivos tales como : la paz en Vietnam y Oriente Cercano, la solución del conflicto ideológico chino-soviético, el desarme, de modo especial, el desarme nuclear, la unificación de Alemania, e implícitamente de Europa, la participación en el Movimiento de los Países No Alineados.

Al logro de estos objetivos, Rumanía tuvo aportes determinantes, llevó a cabo acciones de buenos oficios y mediación entre EEUU y Vietnam, entre EEUU y China, así como entre Israel y Egipto.

LUCHA TENAZ DENTRO DEL PACTO DE VARSOVIA Y COMECON (Consejo de Ayuda Mutua Económica)

Rumanía se ha opuesto tenazmente a los constantes intentos de arrastrar el Pacto de Varsovias fuera de su zona geografica europea y fuera de su carácter puramente defensivo. Mongolia, Vietnam o Cuba nada tenían que ver con este Pacto.

Condenó firme y vehementemente la invasión a Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varșovia.

Ha venido desmontando constantemente la histeria del belicismo y la supuesta ”amenaza occidental“, poniendo firmemente de relieve que el desarme era la única vía hacia la paz, y no la insensatez del rearme intensivo o la paridad de las armas y las fuerzas armadas.

Ha venido militando consecuentemente por la democratización de las estructuras de mando dentro del Pacto de Varsovia, dado que los soviéticos consideraban a los ejércitos nacionales de los países no-sovieticos como simples unidades subordinadas a su autoridad. (El mando supremo debía ser desempeñado por rotación, por todos los participantes).

Se ha opuesto con firmeza a todos los intentos de instituir la dominación política, económica y militar de la URSS sobre los demás países comunistas no-soviéticos.

LA CONSPIRACIÓN DIFAMATORIA : ¡ OJO, QUE RUMANÍA ES UN CABALLO TROYANO PARA OCCIDENTE !

A esta postura ”rebelde”, (¡ de la cual han sacado importantes beneficios !) los demás aliados varsovianos correspondieron, bajo el mando de Moscú, con una conspiración destinada a difamar y ridiculizar a Rumanía.

”No hace más que obedecer las órdenes de Moscú”, ”Rumanía es un Caballo Troyano”, ”A través de Rumanía, Moscú busca conseguir tecnología avanzada en Occidente.”

Además, Polonia, pero, sobre todo, Hungría, debían parecer países más ”independientes” y de mayor confianza que Rumanía ante Occidente.

Rumanía no respondió a esta conspiración difamatoria : su objetivo siguió siendo luchar contra la Guerra Fría.

En la mayoría de los casos, los servicios de inteligencia de Occidente supieron muy bien cuál era la situación. A veces, tuvieron una percepción errónea de las cosas, mientras que otras veces, mostraron escaso interés por Rumanía; simplemente se centraron en otros objetivos y en otras prioridades.

Pero, tras el hundimiento del comunismo, al desclasificarse los archivos de los servicios de inteligencia, tanto de los países ex comunistas, como de los países de Occidente, por la corroboración de los documentos de las diferentes capitales, la verdad ha salido a flote: ningún país del bloque comunista europeo se ha opuesto tan consecuente y tenazmente a la dominación soviética como Rumanía.

Ahora se sabe, con toda seguridad, que la Guerra Fría ha tenido también un componente interno : ” la Guerra Amiga” contra Rumanía.

También, ha habido UN TELÓN DE ACERO DE RESERVA, desde luego, ”muy activo” que ha separado a Rumanía de sus ex territorios : la República Soviética Socialista de Moldavia, es decir, el otro Estado rumano.

Obras consultadas :

FEREȘTE-MĂ, DOAMNE, DE PRIETENI, Larry L. Watts, RAO, 2012  (Qué Dios me proteja de los amigos, Larry Watts, Editorial RAO)

CEI DINTÂI VOR FI CEI DIN URMĂ, Larry L. Watts, RAO, 2013 (Los primeros serán los últimos, Larry Watts, Editoral RAO)

FERESTE-MA, DOAMNE, DE PRIETENI, Larry L. Watts

CEI DINTAI VOR FI CEI DIN URMA, Larry L. Watts

AUTOR: EUGEN HAC

Autorizamos la reproducción total o parcial de este artículo a condición de que se mencionen la fuente y el autor: http://www.ghemulariadnei.worldpress.com     y      EUGEN HAC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s