LA OTRA CORRIENTE MIGRATORIA

Tenemos el privilegio de contar con la colaboración del periodista español y profesor de periodismo, VALENTIN POPESCU, columnista de primera magnitud y corresponsal, durante un cuarto de siglo, de LA VANGUARDIA  de Barcelona, en Bonn, R.F. de Alemania.

La Europa rica atrae, como un imán, de modo especial, a migrantes de alta capacitación. Es un flujo migratorio del cual se habla muy poco. El vacío que queda en los países de origen es sumamente doloroso.

.

LA OTRA CORRIENTE MIGRATORIA

emigranti-calificati

Mientras todo el mundo ve y se conmueve con las dramáticas corrientes migratorias desencadenadas por la guerra civil siria hacia Europa Occidental, otras oleadas más devastadoras y mucho menos conmovedoras pasan casi inadvertidas para la opinión pública : son las emigraciones laborales de los europeos orientales y sudorientales en pos de las zonas ricas del Viejo Continente.

Tan sólo en los últimos cuatro años – según un reciente estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) – 20.000.000 de personas han abandonado sus patrias del este y sureste europeo (algunas, miembros de la U.E. y la mayoría, no) para ganarse la vida allende, principalmente en el Occidente rico. Las excepciones cuantitativamente más importantes son las de los emigrantes moldavos y ucranianos que van a buscar trabajo preferentemente a Rusia.

emigranti-calificati-2

Ésta es una sangría demográfica impresionante (representa casi el 6% del censo total de la Unión Europea), pero que, económica y socialmente ronda la catástrofe. Porque daña doblemente a los países de origen.

Por una parte, éstos pierden un alto porcentaje de la población en edad laboral, con lo cual, la productividad de sus economías desciende todavía más, puesto que, se quedan con la peor fuerza laboral. Por otro lado, la querencia migratoria es tanto más fuerte, cuanto mayor y mejor es la preparación profesional de los emigrantes. La gente mejor preparada es la que más y antes emigra, porque es la que tiene mayores probabilidades de insertarse favorablemente en las naciones de acogida. Este fenómeno es especialmente acusado en los Países Bálticos, Polonia y Hungría, que arrojan el índice más alto de toda esta parte de Europa de emigrantes con estudios superiores.

El estudio del FMI señala que las remesas de dinero de los emigrantes a sus familias patrias son mucho menores que las pérdidas ocasionadas por el descenso de la productividad, en los respectivos países de origen.

También genera esta emigración de la población en edad laboral útil un envejecimiento acelerado de las sociedades de origen, con lo cual, coincide, allá, un incremento del gasto social global con una aguda reducción de los ingresos fiscales de las respectivas naciones. El fenómeno se ve agravado por un desequilibrio mucho mayor del habitual en los flujos migratorios tradicionales : mientras las salidas crecen y crecen, los porcentajes de retornos son ínfimos.

                Valentí Popescu

Autorizamos la reproducción total o parcial de este artículo a condición de que se mencionen la fuente y el autor: http://www.ghemulariadnei.worldpress.com     y  Valentí Popescu.

VALENTIN POPESCU

Anuncios