SIRIA . LA PAZ CASI IMPOSIBLE

Tenemos el privilegio de contar con la colaboración del periodista español y profesor de periodismo, VALENTIN POPESCU, columnista de primera magnitud y corresponsal, durante un cuarto de siglo, de LA VANGUARDIA  de Barcelona, en Bonn, R.F. de Alemania.

La guerra de todos contra todos, en Siria, en que participan directa o indirectamente: las dos grandes potencias –EEUU y Rusia-, Irán, Arabia Saudí, Turquía, el Estado Islámico, los Kurdos, fuerzas antigubernamentales sirias de diferentes colores y, por supuesto, las fuerzas gubernamentales de Bashar al Assad,   agrupa y enfrenta intereses muy diversos, anhelos hegemónicos, anhelos de libertad e independencia, orgullos personales…

Entre todos trituran a Siria y a su población, cultivando, con guerras cruzadas,… LA DESEPERANZA…

Valentín Popescu nos muestra los hilos visibles y menos visibles que unen los elementos de este catastrófico mosaico.

 SIRIA . LA PAZ CASI IMPOSIBLE

siria-pacea-aproape-imposibila

El último intento de establecer un alto el fuego en Siria despierta una limitadísima esperanza de que se vaya a cumplir y la expectativa de siempre de que acabe siendo un fracaso diplomático más. La esperanza la genera el hecho de que la tregua la hayan acordado los dos grandes señores de esta guerra – EE.UU y Rusia – y el pesimismo es obligado, porque el núcleo del conflicto no haya variado un ápice.

siria-pacea-aproape-imposibila-2El 10 de septiembre de 2016: el ataque de la fuerza aérea siria en la ciudad de Idlib

Siguen las guerras cruzadas, las alianzas cambiantes y las enemistades eternas que han caracterizado el devenir político del oriente próximo desde hace milenios. Lo relativamente nuevo es el odio visceral del Irán contra Israel, agudizado desde que en Teherán impera la teocracia de los ayatolás.

Por razones geográficas y políticas, Teherán no se atreve a atacar directamente al Estado judío y ha delegado en el Hamas libanés la función guerrillera. La Siria de Assad es esencial en ese planteamiento como vía de abastecimiento militar y económico.

Pero Irán – principal plaza fuerte del chiismo – es también enemigo acérrimo de Arabia Saudí tanto por motivos religiosos como por ambiciones de hegemonía en el Oriente Medio. De ahí que Riad se lanzara a su vez a intervenir política y económicamente en Siria, apoyando y fomentando hasta la guerra civil la oposición a Assad.

siria-pacea-aproape-imposibila-3Bashar Al-Assad, presidente de Siria

La intervención saudí fue un fracaso porque los amotinados anteponían sus rivalidades personales a la lucha contra Damasco. En el bando de los sublevados había en abundancia armas, dinero e incompetencia. Era un caldo de cultivo ideal para que de allá surgiera un grupo dominante que supiera lo que quería, contratara mercenarios aguerridos y contase con una estructura política capaz de crecer a dimensiones estatales. Y surgió el Estado Islámico (EI).

 El planteamiento global de EI le llevó forzosamente a crecer en el Irak vecino porque allá había un vacío de poder político, un potencial de militares cualificados (la oficialidad del ejército de Saddam Hussein, en paro forzoso por decisión estadounidense) y una fortuna en los yacimientos petrolíferos mal protegidos.

siria-pacea-aproape-imposibila-4Un grupo de militantes del Estado Islámico apunta sus armas hacia un grupo de soldados iraquíes que van vestidos de civiles y que han sido detenidos tras tomar una base militar en Tikrit, Irak

La posibilidad de que una banda de fanáticos se apoderase de un Estado clave del Oriente Medio provocó la intervención occidental en el conflicto levantino. Washington lo ha hecho a su manera : sin mandar infantería. La lucha directa se la deja a sus aliados – ante todo, los kurdos – a los que entrena y financia. La baza kurda occidental ha determinado una intervención militar turca más que discutible porque hasta ahora se ha dedicado muchísimo más a reducir las posiciones kurdas que a destruir el ejército de EI. Para Erdogan el auge militar kurdo es alarmante porque puede provocar la independencia de esta etnia que representa el 10% de la población total de Turquía.

A la larga, la política estadounidense ha sido eficaz (EI ha perdido más del 25% de los territorios ocupados y casi la mitad de sus fuentes petroleras de financiación), pero no decisiva. En Siria la guerra civil continúa y se va decantando en favor de Assad y eso ha determinado a Moscú a intervenir también. En primer lugar, para defender su presencia militar en Siria. Y en segundo lugar por su ascenso en el escenario internacional. Un ascenso resultante de ser un eventual factor estabilizador y, consecuentemente, cuenta con el acuerdo tácito de los EE.UU… en tanto y cuanto tampoco intervenga con tropas de tierra.

siria-pacea-aproape-imposibila-5El secretario de Estado de Estados Unidos de América, John Kerry  y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, participan durante una conferencia de prensa conjunta después de llegar a un acuerdo histórico con el propósito de poner fin a cinco años de conflicto en Siria, en Ginebra, Suiza, el 10 de septiembre de 2016.

El que Moscú incremente gracias a la guerra siria su presencia militar en el Oriente Medio – opera ya desde bases sirias e iraníes – incomoda, pero no inquieta a Washington que es muy consciente de que nadie que se meta a fondo en el Oriente Medio acaba indemne.

Valentí Popescu

Autorizamos la reproducción total o parcial de este artículo a condición de que se mencionen la fuente y el autor: http://www.ghemulariadnei.worldpress.com     y  Valentí Popescu.

VALENTIN POPESCU

Anuncios