MISERIAS FRONTERIZAS BÚLGARAS

Tenemos el privilegio de contar con la colaboración del periodista español y profesor de periodismo, VALENTIN POPESCU, columnista de primera magnitud y corresponsal, durante un cuarto de siglo, de LA VANGUARDIA  de Barcelona, en Bonn, R.F. de Alemania.

Bulgaria no es una ruta atractiva para los sirios que anhelan llegar a Europa. Pero, si algún día Ankara deja de cumplir los acuerdos con Bruselas, es posible que se active también el calvario de la ruta búlgara – calvario para los sirios y también para los búlgaros.

 MISERIAS FRONTERIZAS BÚLGARAS

 BULGARIA 1

Hoy en día el punto más vulnerable de los bordes de la UE lo constituye la frontera turco-búlgara, de 270 kms. Y si en la actualidad no se cuelan por allá miles de migrantes, ello se debe muchísimo más al bajo nivel de vida búlgaro que a la contención fronteriza.

Para los desplazados de la guerra siria como para los fugitivos del hambre del resto de mundo, la meta primordial es la Europa rica. La vía búlgara apetece poco porque es el camino más largo hacia ese “Eldorado” europeo y porque la nada improbable posibilidad de que el camino acabe en un largo internamiento en Bulgaria no atrae a nadie actualmente.

Pero esto puede variar dramáticamente en cualquier momento – sobre todo, si las relaciones Ankara – Bruselas empeorasen fuertemente -, y entonces la ruta por Bulgaria sería la opción principal en invierno para los tres millones de refugiados acampados en Turquía. En este caso nada impediría una entrada masiva ya que el Gobierno de Sofía carece de medios y presupuestos para cerrar efectivamente su frontera con Turquía.

Sobre el papel, esta dispone de dos vallas de 3 m de alto, distantes 2 km entre si, y electrificadas para que cualquier corte de la alambrada dispare la alarma para que una patrulla motorizada vaya al lugar de la irrupción. La vigilancia se ve reforzada con un sistema de premios por delación para la población civil vecina y unos premios – permisos de 5 días por ilegal capturado – a los guardias fronterizos.

 BULGARIA 2

 La realidad es bien distinta. De los 270 kms solamente están vallados 160 kms y la mayor parte de esa instalación está hecha trizas o su sistema de alarma no funciona ¡ (recién inaugurada, no funcionó en absoluto porque el Ministerio de Interior búlgaro no había pagado los recibos de la compañía eléctrica !). Además, los 1.150 guardias de fronteras y los 300 oficiales del Ejército destinados allá carecen de material suficiente para cumplir su cometido.

El Gobierno búlgaro ha pedido urgentemente ayuda a Bruselas y a Frontex (la organización comunitaria para la vigilancia de las fronteras) :  100 vehículos todo terreno, cámaras fotográficas termo sensibles, 300 agentes más, aparte de una lista de ayudas “convenientes”, desde helicópteros, asesores y un millón de € para mejorar el mayor centro de acogida de refugiados.

BULGARIA 3

Hasta ahora, la respuesta comunitaria ha sido un “ya veremos” en espera de más informes técnicos y la esperanza de que no empeoren las relaciones con Ankara y no surja un nuevo alud de migrantes. Por lo bajines, en Bruselas no le ven utilidad alguna a tal ayuda por muchas razones. Las dos principales son : 1) que no creen capaces a las autoridades y técnicos búlgaros de mantener actualmente un material altamente sofisticado. Y 2), que, dado la corrupción reinante en el país, existe un alto riesgo de que buena parte del material enviado “se pierda” por el camino

 Valentí Popescu

Autorizamos la reproducción total o parcial de este artículo a condición de que se mencionen la fuente y el autor: http://www.ghemulariadnei.worldpress.com     y  Valentí Popescu

VALENTIN POPESCU

Anuncios